Incidencia de los frenos en un auto de Turismo Carretera

Uno de los preparadores más reconocidos y exitosos que tiene el automovilismo argentino es Alberto Canapino, quien además es un de los docentes del Instituto de Automovilismo Deportivo, considera que una de las partes fundamentales en un auto de Turismo Carretera son los frenos, temática que desarrolla con más profundidad y detalles en nuestras capacitaciones. La máxima categoría del automovilismo nacional utiliza unos frenos de alta tecnología marca “Brembo” (el 90% dispone de este tipo de frenos). Cabe señalar que, la Fórmula 1 (la máxima mundial) también utiliza esta misma marca en sus monoplazas. Los mimos están fabricados en carbono y soportan una temperatura de 1.300°. A modo de comparación, lo máximo que tienen que soportar los frenos de un auto deportivo de turismo son 500°.

Las pastillas de freno de los autos de Fórmula 1 están fabricada en carbono y soporta una temperatura de 1.300°. Esta pieza tiene una durabilidad de 800 km en un Fórmula 1 mientras que en un deportivo convencional puede llegar a durar 50.000 km. La máxima categoría del automovilismo nacional utiliza unos frenos de alta tecnología marca “Brembo” (el 90% dispone de este tipo de frenos). Cabe señalar que, la Fórmula 1 (la máxima mundial) también utiliza esta misma marca en sus monoplazas. Los mimos están fabricados en carbono y soportan una temperatura de 1.300°. A modo de comparación, lo máximo que tienen que soportar los frenos de un auto deportivo de turismo son 500°.
Las pastillas de freno de los autos de Fórmula 1 están fabricada en carbono y soporta una temperatura de 1.300°. Esta pieza tiene una durabilidad de 800 km en un Fórmula 1 mientras que en un deportivo convencional puede llegar a durar 50.000 km. Canapino resalta que es muchísima la potencia que deben ejercer los frenos, porque los autos en muy pocos metros bajan de altas velocidades de 280/290 Km/h a 80 o 90 Km/h, como por ejemplo en el Autódromo de Rafaela, uno de los más rápidos de Sudamérica. También, es clave la capacidad de ventilarlo, ya que esa energía se transforma en calor y debe ser disipada para que el freno siga siendo eficiente a lo largo de las vueltas.

Además, el reconocido preparador de Arrecifes expresa que el freno lleva una puesta a punto que es totalmente personalizada para cada piloto. Es decir, cada cual usa un compuesto de pastillas determinadas, ranurado de discos específicos que lo hace sentir a gusto, y una configuración de pedaleras y bombas de frenos que hacen que estén acordes a la fuerza que tenga en el pie el piloto o a la sensibilidad personal. Por otra parte, el desarrollador Campeón hizo referencia a una persona que es considerado una experimentado en la materia. “El freno es un elemento que se trabaja mucho, hay un especialista como lo es Bruno Santoro, que tiene años en esto y mucha experiencia Permanentemente está colaborando con nosotros en el desarrollo de los frenos y pasa a ser algo clave a la hora del éxito”.

Santoro hace más de 20 años que está involucrado en el Turismo Carretera, su primer cliente fue el equipo JC Competición. Desde allí, comenzó a trabajar arduamente para ofrecer lo mejor en frenos, elementos que son tan sensibles y hacen sin dudas a la seguridad, no solamente en los autos de competición sino también en los de calle. Los últimos campeones de la máxima utilizaron frenos asistidos por Bruno Santoro. Los principales componentes del sistema de freno son: la mordaza (constituida por un bloque de aluminio macizo y mecanizado), el disco de freno (ranuras) y la copa del disco que es lo que lo sostiene. Los discos tienen una ventilación, circula aire por la parte interior y eso hace que se pueda controlar la temperatura.

Las problemáticas existentes en los frenos no están ajenas. Por eso, la categoría actualmente se encuentra trabajando en los autos para potenciar la seguridad con unos topes mecánicos en la balancinera para que el pedal actúe libremente y que en caso de rotura se accione. En la temporada 2019 del Turismo Carretera hubo tres accidentes (dos en Rafaela y uno en Paraná en la categoría TC Pista) en donde las causas fueron producto de fallas en el sistema de frenado y en sectores de alta velocidad.

Canapino, dijo que los calipers duran varias temporadas, pero depende mucho del uso, de cómo se mantienen y cómo es la refrigeración que se utiliza. Las pastillas subsisten una o dos competencias, de acuerdo a la exigencia del frenado, y los discos también tienen una duración similar. Para finalizar, debemos hacer mención a un punto sobresaliente que se refiere a la hermandad que puede tener el piloto con el freno, lo que en ciertas ocasiones se transforma en una cuestión que es determinante a la hora de definir una competencia. En nuestro país, existen escenarios en donde, por las características del circuito, el frenado es constante y pasa a ser un punto a consideración por los ingenieros y pilotos. Un caso puntual es el trazado de Posadas (Misiones) con cuatro frenajes muy comprometedores, el cual demanda un duro trabajo de frenado a lo largo de una vuelta veloz. Es allí, donde entra en juego el talento y las capacidades de los competidores aplicando estrategias de cuidados y regulación de frenos para llegar con estos elementos en las mejores condiciones al final de cada prueba.

Autor: Franco Peretti

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Imprimir